Centro Edward Bach: esta es la formación diferente

Lo cierto es que la experiencia de vivir día tras día, a lo largo de muchos años, elaborando las flores, sintiendolas, reconociendolas como algo cotidiano, resolviendo conflictos en sus códigos y en consonancia con una filosofía, un esquema y una forma de hacer las cosas ( siempre basada en la sensibilidad de las flores ) te hace inmensamente felíz.

Te acerca a Dios.

Y te hace un Ser Humano orgulloso de serlo.

Esto es lo que compartimos gustosamente, y por eso nuestra formación es diferente de todas las demás.

Somos diferentes, nos gusta serlo y no lo cambiariamos por nada del mundo.

Quien lo entienda: bienvenido.

Y diría más: quien entienda que somos el Centro Edward Bach a partir de estas pocas palabras y porqué…pues mejor para él.

Porque inmediatamente sentirá muchas ganas de ser nuestro alumno.

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.